¿QUÉ SON LAS RADIACIONES IONIZANTES?

Las radiaciones ionizantes son aquellas que interaccionan con la materia y producen ionizaciones en la misma, es decir, modificaciones tanto a nivel atómico como molecular.

La materia está formada por átomos, componentes esenciales de todo lo que nos rodea, constituidos por un núcleo, parte central del átomo con carga eléctrica positiva y una corteza, la parte más externa, de carga eléctrica negativa.

El descubrimiento de las radiaciones ionizantes

En 1896, Henri Antoine Becquerel, premio Nobel de Física en 1903, descubrió que un compuesto de uranio emitía espontáneamente radiaciones ionizantes. Dos años más tarde, el matrimonio Pierre y Marie Curie, que compartieron el premio Nobel de Física con Becquerel, encontraron que otra sustancia llamada torio emitía el mismo tipo de radiación que el compuesto de uranio. Las investigaciones de estos científicos llevaron al descubrimiento de un nuevo elemento llamado radio, con importantes aplicaciones en el campo de la medicina.

Las emisiones producidas por estos y otros elementos naturales, llamados radionucleidos, constituyen lo que se conoce como radiactividad natural. Y existen desde el origen de la tierra.

Desde que nacemos hasta que morimos vivimos inmersos en un medio, en el cual convivimos con un determinado nivel de radiación. Los causantes de esta radiación natural son los radionucleidos naturales y la radiación cósmica. El ser humano, en las últimas décadas, ha sido capaz de generar nuevos radionucleidos, y a la radiación que emiten se la conoce con el nombre de radiación artificial. Las radiaciones ionizantes se utilizan, entre otros muchos campos, en la investigación, la industria y en la sanidad.

Radiación artificial y aplicaciones

En lo que respecta a la radiación artificial, las leyes y el tipo de emisiones son las mismas que para la radiación natural.

La radiación artificial, en el sector sanitario, se emplea para el diagnóstico en los servicios de Medicina Nuclear, investigación en Inmunología, Hematología, Biología Molecular, etc., así como en servicios de Medicina Nuclear y Oncología Radioterápica. Son utilizados también generadores de radiaciones ionizantes (rayos X y electrones), aplicados tanto en diagnóstico como en terapia.

El radiodiagnóstico es la primera de las aplicaciones de las radiaciones ionizantes en Medicina. El radiodiagnóstico comprende los procedimientos de exploración y visualización de las estructuras anatómicas del interior del cuerpo humano mediante el uso de rayos X. Tiene un lugar importante entre las técnicas de imagen debido al gran número de instalaciones y exploraciones que se realizan y los profesionales que

se dedican a esta especialidad. La continua aparición de nuevas técnicas e indicaciones hace que día a día se incremente el número de actos médicos en los que son empleados los rayos X.

¿Sabías que… los seres vivos han estado siempre expuestos a fuentes naturales de radiaciones ionizantes?

Categorías